domingo, 6 de julio de 2008

Este 24 de Junio


Hoy leí en la revista argentina Barcelona, que los que hacen blogs son gente que está al pedo, que no tiene nada que hacer. Me pareció una de esas generalizaciones acertadas pero también, partiendo de la sonrisa que provoca, es imprescindible rescatar las excepciones. Por ejemplo, el Negro Iván hace el blog vientos de cine y es parte de su trabajo diario, no porque esté al pedo, sino porque es un apasionado del cine y, en esos términos, un trabajador del sector. A su insistencia debo la creación de este blog, que supongo me dará trabajo adicional porque soy muy malo con la informática y eso que llaman el ciber espacio. Conozco gente de mi generación que ha superado bien las taras tecnológicas y manejan con corrección las distintas herramientas que estos últimos años nos han echado encima como una cascada de cosas nuevas; pero no es mi caso, que me doy por hecho con poder escribir a toda velocidad, copiar, pegar, cortar, pegar y no tener que andar borroneando. El programa este de escritura es espectacular. ¡Y también se enviar correos electrónicos! ¡Y usar un buscador! No es poca cosa para un tipo de cincuenta, acostumbrado a una pesada Underwood de 1937 que te sacaba callos en los dedos, y así quedó después la Olivetti portátil que la reemplazó y la otra brasilera verde limón de la que ya no me acuerdo la marca pero recuerdo que me la arregló el pelado D’Amico que las dejaba como nuevas y se la cedí a mi hija hace tiempo.
De aquello pasaron muchos años y a este teclado no le doy tan fuerte. He suavizado mis golpeteos, pero aún tengo callos en la punta de los dedos y memoria en la punta de los huesos, aunque un pintor inconciente, radical y carrerista me siga pintando oscuro y triste, allá él. Sí, hay cosas que no olvido, aunuque hayan pasado veinticinco años.
Así que, si logro subir este texto al blog y lo ves pegado allí, para mí habrá sido un logro. Iván, que tiene los años de mi hijo mayor, tal vez de un salto de alegría como si me hubiera enseñado a hacer la mano de dios a los ingleses, porque para mí su clase fue muy instructiva pero le advertí que no sabía si podría recordar sus lecciones. Si sale, también estaré contento, aunque he dudado mucho de ser un blogger – como se dice todo ahora, en inglés –, porque eso implica la posibilidad de ser monitoreado. Fríos que le recorren a uno la espalda, todavía. Pero lo voy asimilando: necesito este blog para que mis amigos y amigas y demás seres queridos estén al tanto o puedan seguir mis pasos en este viaje de locos que se me ocurrió comenzar hace medio año, o un poco más, solo, mientras recorría las rutas patagónicas.
Entonces viajaba por la estepa, la costa, el valle y la cordillera de mi querida tierra. Hoy emprendí el viaje a la tierra de mis abuelos maternos, llevo dos valijas muy pesadas, cargadas de una parte de la producción artística de mi ciudad, de mis amigos y amigas videastas, plásticos, músicos, escritores y fotógrafos. Llevo la ilusión de abrir un camino nuevo, de ida y vuelta, los ojos abiertos, los oídos alerta.
Ahora estoy en el avión, hace una hora que despegamos de Buenos Aires y según la pantalla de TV estamos pasando sobre Porto Alegre, pronto vendrán con la cena y tendré que hacer una pausa.
Aquí estamos señoras y señores o no tanto, la Muestra de Artistas Independientes de Neuquén en el exterior, MAIN (e), como la bauticé una noche de alcohol y desvaríos mientras escribía un poema apócrifo de mi mismo, está en el aire, rumbo a Madrid y con destino a Barcelona.
Se como empezó todo esto. Pero como en una huelga de esas que hacíamos antes en el sindicato docente, no se como terminará. Entonces, algo habré de contarles.
La foto arriba la saqué con el teléfono celular, en mi último viaje por la ruta 3 rumbo al sur, amaneciendo.

2 comentarios:

Ivan dijo...

jajajaja, AGUANTE GUATUSI PATAGON!!!! y su nuevo perfil "Blogger", jajajaja sé que odiás que te llame así. Yo tengo el blog que mencionás y no me considero Blogger. Pero eso son nada mas que etiquetas. Luego de una mudanza que recordaré por los años de los años, vuelvo a conectarme luego de cuatro dias. Y cuando leí mis mails y navegué por mi lector de Blogs, pensé que mientras no estuve conectado se había congelado el mundo. Si, ese blog que tenía sin entradas desde el año pasado ahora tenía vida!!!! y cuanta y cuan buena!!!. Saludos ahora cipoleños blogger amigo!!! Que MAIN(e) siga el curso de la buena senda!!. Estaré atento y activo de comentarios. (para alentar a este viejo nuevo blogger amigo.

Roberto Mariani dijo...

Como dijo un tal mariani, de zapala: la puesía i la escritura [son]
«una colección de signos
a veces indescifrables
[son]
signos
bombardeando sobre los pantanos de la reiteración i el asco»